Ciudad de Elche - Ciutat de Elx

La presente edición de las Jornadas SARTECO tiene lugar en Elche.

Elche es la tercera ciudad de la Comunidad Valenciana por población, extensión y recursos. Es capital de la comarca del Bajo Vinalopó, a orillas del río Vinalopó. La población total en el municipio alcanza los 230.354 habitantes, y la población del casco urbano es de 190.142. Es la segunda ciudad de la provincia de Alicante, la vigésima en población a nivel nacional y la cuarta mayor ciudad excluyendo capitales de provincia.

Un paseo por sus calles permite descubrir un interesnte centro histórico, testimonio de un pasado de esplendor. Fue ciudad fortificada de Al-Andalus, entre los siglos VIII y IX hasta su reconquista cristiana en 1265, sin embargo, el solar original de la ciudad de Elche, La Alcudia, estaba emplazado a tan solo dos kilómetros al sur del actual núcleo urbano, desde el Neolítico hasta su etapa visigoda, su ciudad de Heliké. Fue la época esplendorosa de la cultura ibérica, en la que se esculpió la Dama de Elche. En el año 209 a.C. la ciudad ibérica se romaniza y en el siglo I a.C. adquiere el título de Colonia Iulia Ilice Augusta.


El pasado se combina en contraste con los elementos propios de una ciudad joven y dinámica, integrada en el palmeral más extenso de Europa, lo que hace de ella un paisaje urbano único.

 

El Palmeral, legado de la cultura agrícola andalusí, ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.í

Elche cuenta con un segundo bien cultural declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO: el Misteri d'Elx. Se trata de un drama sacro lírico, último testimonio vivo del teatro religioso medieval europeo, que se representa cada año en el mes de agosto. Estos símbolos de identidad ilicitanos son unos de los principales atractivos turísticos de esta ciudad de tradición industrial.

Elche es el único lugar del mundo en el que la elaboración artesanal de la palma blanca persiste. El Ayuntamiento envía anualmente para la Semana Santa las palmas blancas a autoridades eclesiásticas y políticas, como a los Reyes de España, el Papa o el presidente del Gobierno.

El Palmeral

Palmeral de Elx destaca por su singularidad y belleza. La UNESCO ha reconocido su valor excepcional al declararlo Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

El descubrimiento de huesos de dátiles fosilizados en esta zona del Mediterráneo parece corroborar la teoría de que la palmera tiene presencia en Elx desde épocas prehistóricas. En cualquier caso, fueron los árabes quienes le dieron su definitiva configuración en forma de huertos, creando, con la ayuda del regadío, un paisaje que ha estado indisolublemente unido al devenir histórico de Elx.

La unión ciudad-palmeras se ha mantenido hasta nuestros días en una notable armonía. Tanto es así que muchos edificios y dotaciones públicas se levantan en medio de un auténtico mar de palmeras, con una perfecta integración de los espacios habitados con los huertos, formando una combinación de singular estética. El Palmeral, que cuenta con más de 200.000 ejemplares en todo el término municipal, es el mayor patrimonio natural que posee Elx.

El empeño de los ilicitanos por conservar el Palmeral ha permitido mantener los huertos de palmeras una vez que su cultivo dejó de ser económicamente rentable. En los últimos años un buen número de ellos se han transformado en parques para el disfrute público.

También se está haciendo un esfuerzo por la recuperación de los oficios tradicionales y en el estudio de métodos naturales para asegurar la salvaguarda y fomento de los huertos, con la creación del centro de investigación de la palmera datilera, la Estación Phoenix.

De la palmera se obtienen sabrosos dátiles y también la palma blanca, protagonista en dos importantes manifestaciones culturales: la procesión del Domingo de Ramos, declarada de Interés Turístico Internacional y la representación del Misteri d'Elx, Patrimonio de la Humanidad y Fiesta de Interés Turístico Internacional.

El Clima

Su clima es mediterráneo árido, de inviernos suaves y veranos moderadamente calurosos, cuenta con unas temperaturas medias que oscilan entre los 9º de enero y los 26º de julio, alcanzándose todos los veranos máximas que superan los 35º en los días más cálidos debido principalmente a los vientos de poniente que llegan secos y recalentados a la costa mediterránea.

Las lluvias son escasas, alrededor de 250 mm al año, y se concentran sobre todo en primavera y otoño.

En septiembre, según los datos climáticos promedio, la temperatura máxima es de 29°C, la temperatura mínima es de 19°C y la precipitación total es de 27mm.

Los comentarios están cerrados.